Es una historia que se repite. La gente se acerca a los Tribunales de la ciudad y no siempre puede irse con la satisfacción de haber cumplido con la tarea que había agendado. Las esperas son cada vez más prolongadas, se forman largas filas de gente y los expedientes se acumulan. ¿Por qué? Falta personal. Incluso ante la ausencia por licencia de Clelia Carina Gómez, los problemas aumentaron. Todo esto fue reconocido por el abogado Diego Haro Martínez en diálogo con Radio Casilda.

“Permanentemente hay ausencias de empleados, secretarios, magistrados u ordenanza. Es una situación muy angustiante. La ley se maneja con plazos procesales. Falta la jueza a cargo del juzgado y la corte, el poder político o el gobernador deben mandar un juez. Soy un reclamador crónico. Como padre me gusta que mi hijo me vea levantarme a las 7 de la mañana y llegar cansado a mi casa. Los jueces o empleados del tribunal deben escuchar las preguntas de sus hijos. Eso capaz les abre la cabeza y se dan cuenta que se deben a la comunidad. No son burócratas, son uno de los poderes del Estado”, sentenció el delegado del Colegio de Abogados en Casilda.   

Haro Martínez también se refirió a las internas que se producen entre los poderes Judicial y Ejecutivo. “Uno de los problemas que hay es que el gobernador se peleó con uno de los ministros de la corte suprema de Santa Fe. No hay diálogo. Lo que no entienden ni la Corte Suprema ni el Ejecutivo es que el Estado no se conforma de gente especial, son como todos, pero ocupan cargos de gran responsabilidad transitoriamente. La justicia no puede dejar al pueblo”, manifestó el representante legal.

Si bien se hacen las gestiones pertinentes para ocupar los cargos en los que se evidencia un faltante de personal, las repuestas no son satisfactorias. “Entre otras cosas nos dicen que en Rosario hay un juzgado que no tiene juez, pero tienen 17 juzgados y hay laborales, de responsabilidades extracontractuales, de familia. Los de Casilda son de fuero semi-pleno, atienden todas las cuestiones, de daños perjuicios, laborales y civiles y comerciales”, diferenció Diego Haro Martínez.  

Por lo pronto, no hay vías de solución en un conflicto de larga data. Incluso, cada vez más son los abogados que manifiestan públicamente este tipo de reclamos y piden por un tribunal ordenado y efectivo.