Un establecimiento rural de la localidad de Arequito fue saqueado por intrusos que robaron herramientas y el sistema de video vigilancia que el dueño había instalado como intento de prevención ante la ola de delitos contra la propiedad que asuela la región.

Fueron los empleados de este campo situado a 14 kilómetros del pueblo, cerca de Los Nogales, quienes advirtieron el martes por la mañana lo que había ocurrido. Norberto, el dueño, contó a Radio Casilda: “El martes a la mañana cuando los empleados llegaron, encontraron todo abierto. Robaron bastantes cosas”, dijo. Para él, los ladrones actuaron con premeditación al saber que el martes llovería y así se borrarían huellas. "Lo tienen todo programado: escucharon los pronósticos y el lunes a la noche actuaron", conjeturó.

Del campo se llevaron el tractor para cortar el césped, una moto, una soldadora de alambre, herramientas, y el equipo de video vigilancia completo. Todo lo cargaron en un acoplado, también propiedad del campo, y se lo llevaron. El productor damnificado estimó que todo lo robado supera ampliamente los 100 mil pesos

Para entrar al establecimiento, -contó el dueño- “rompieron el candado de la tranquera y luego sacaron la traba de los portones del galpón. Mientras que para sacar el equipo de filmación, entraron por la ventana de una de las piezas de la casa, luego de romper el vidrio”, dijo. El campo no tiene cuidador nocturno por lo que los delincuentes actuaron con total libertad.

Tras comprobar el robo, Norberto hizo la denuncia y la Policía Científica se hizo presente en el lugar para recabar evidencias. Actualmente continúa la búsqueda de los autores del delito.

“Los que roban tienen todo planeado y son más rápidos que la policía”, lamentó.