Román ya tiene su medicación. Esta búsqueda que comenzó a tomar estado público en las redes sociales y que luego se viralizó al punto de tal de ocupar la atención de la comunidad y las autoridades de la Provincia, la semana pasada empezó a tener resultados.

Elizabeth, su mamá, fue hasta el hospital Centenario de Rosario y luego recibió a una enfermera para que comience el entrenamiento. Después que se realizaron las consultas pertinentes con los profesionales, este lunes Román comenzó el tratamiento.

El niño de 9 años se debe inyectar todos los días por tiempo indeterminado. Cuando alcance la altura necesaria, se realizará controles periódicos para que el proceso sea evaluado como corresponde. 

"Román está bien, tranquilo, contento. Al principio tenía miedo pero se dio cuenta que no duele y se quedó tranquilo", dijo su mamá en Radio Casilda. Lo que queda es aguardar el desarrollo estimulado de Román, quien ya sueña en grande.