El secretario gremial de la Unión Obrera Metalúrgica, Juan Storlini, habló sin tapujos en Radio Casilda sobre el presente de las industrias que respetan o no los protocolos sanitarios y sobre todo de aquellas en las cuales trasciende que hay presiones empresariales para asistir a pesar de saber que sus empleados deben estar aislados.

En primera instancia se refirió al trabajador del rubro de la localidad de Arequito que con tan solo 40 años, falleció este lunes con coronavirus. "Todavía no podemos creer que esto haya pasado, que un compañero de esa edad, con una familia con tres chicos que quedan al mando solamente de la mujer, realmente estamos muy dolidos", comenzó la charla.

"Nosotros lo que aconsejamos siempre a los cuerpos de delegados es que tengan muchísimo cuidado dentro de las empresas, tuvimos casos en una empresa de Chañar Ladeado, en una empresa de acá de Casilda, donde nos llamaron y nos dijeron que tenían casos que habían tenido contacto estrecho", contó, y agregó que su función fue velar "para que tengan el protocolo pertinente y se aíslen, no tuvimos demasiados inconvenientes".

Siguiendo con el tema, aseguró: "No sabemos realmente que es lo que pasa en algunas empresas donde no nos denuncian si hay o no aislamiento, lo cumplen o no lo cumplen, le pedimos por favor a la gente y a los delegados que cuando son informados por el área de salud de la comuna o municipalidad" se le comunique al gremio, "para preservar la salud de todas las familias de los trabajadores, sus compañeros y la comunidad en general, esto es lo que nosotros aconsejamos", contó Storlini.

A modo de ejemplo relató que "hemos tenido compañeros con Covid 19 dentro de las empresas y se ha aislado a toda la sección, nosotros le decimos que tengan demasiado cuidado en eso porque por allí si un compañero está notificado que debe aislarse y no lo hace y no sabemos que tiene esa notificación, pone en riesgo la salud de todos los trabajadores y la comunidad en general".

Al ser consultado por el hecho de que algunos empleadores tomaron la decisión de que sus operarios sigan cumpliendo sus funciones pero exigiéndoles que no lleven adelante vida social, es decir, del trabajo a su casa, ya que serían contactos estrechos de casos positivos, Storlini comentó: "No tenemos denuncias fehacientes por parte del área de salud correspondiente de cada comuna ni por los trabajadores o el cuerpo de delegados".

Pero continuó: "Cuando eso sucedió como en la empresa de Chañar Ladeado, dijimos bueno, se aísla por un caso positivo toda la sección, no trabaja por una determinada cantidad de tiempo, cambian los turnos, desinfectan toda la empresa".

"Esos comentarios que me planteas, -aclara-, también los hemos recibido, estamos tratando de investigar a través de las áreas de Salud de las comunas, donde hay trabajadores que no informan que el área de salud les ha dicho de aislarse y ponen en riesgo a los trabajadores, a la familia y a la comunidad".

Tal es así, que, según confió, analizan cuales podrían ser las causas: "No sé si lo hacen algunos trabajadores por miedo a perder el trabajo", o, agrega, "para no perder parte del dinero por estar aislados, pero tenemos que recalcar y defender el tema de la salud y la vida".

"Realmente el que piensa que esta enfermedad es solamente una gripe y le va a pasar a cualquiera de la gente joven, no es así, exactamente nosotros decimos que se ha llevado la vida de compañeros como el caso este de Arequito y como acá en Casilda nos ha tocado con otro trabajador de la empresa de Gherardi", ejemplifica.

Respecto a los habituales inconvenientes, resalta: "Los problemas más frecuentes que tuvimos son con las personas que son personal de riesgo y ya hace cinco o seis meses que están aislados y la empresa pretende que vayan a trabajar, los mayores de 70 años o algunos que tengan patologías preexistentes y le dicen que vayan", reitera.

"Nosotros consideramos que no es así, -explica-, pero el problema más serio que tenemos es que hemos recibido comentarios, y yo no quiero pensar que la mezquindad de algún empresario ponga en juego la vida de los trabajadores, obligándolos a trabajar cuando necesitan estar aislados".

Concluyó diciendo que "acá hay que poner en primer lugar la salud de lo trabajadores y no la cuestión económica", y suma: "El que no entiende que estamos viviendo una pandemia, está viviendo otro mundo, no queremos creer que la mezquindad de algunos empresarios esté obligando a los trabajadores y ellos tengan miedo de hacer la denuncia, están jugando no solo con la vida de ellos, y de su familia sino de la población donde ellos habitan".

 

La palabra de Juan Storlini.