El lunes pasado, tras una reunión entre el intendente Juan José Sarasola, el secretario de Gobierno local, Pablo Tomat, y el gobernador Miguel Lifschitz, Casilda se sumó al programa Iluminá Tu Provincia, que consiste en financiación para el recambio del alumbrado público por lámparas LED mediante fondos financiados por la EPE. La ciudad no fue la única en adherirse, ya que casi la tercera parte de la provincia se integró en el transcurso de la semana y otras lo harán en los días que vienen.

Respecto del proyecto, el subsecretario de Coordinación del Gobierno de Santa Fe, Luciano Caturelli, brindó declaraciones a Radio Casilda. El funcionario dijo: “Es un programa que se hizo de abajo hacia arriba. Surgió de la inquietud de varios intendentes y presidentes comunales que se acercaron solicitando financiación vinculados a la luminaria LED, sea por una cuestión de ahorro, medioambiental o de seguridad”. Y agregó: “Trasladamos el pedido al gobernador, y él nos pidió que pensáramos un programa específico. Pusimos manos a la obra y encontramos un mecanismo de financiación gracias a la EPE, con la importancia que conlleva el contar con una empresa estatal”.

Caturelli explicó que el costeo estará solventado con dinero proporcional a lo que cada municipalidad o comuna paga a la proveedora estatal en concepto de alumbrado público. Será alrededor del 6% de lo que abonan los vecinos en sus impuestos locales. “Estaremos en condiciones inmejorables para conseguir muy buena luminaria, muy moderna, a un costo que no podría acceder por si solo un municipio o comuna”, aseguró.

El subsecretario también comentó que la Provincia ya firmó 150 convenios desde el lanzamiento y en la semana que viene, quedarían adheridas varias localidades más, entre ellas los pueblos del departamento Caseros. Sólo quedan al margen, aquellas cuyo servicio de energía esté a cargo de cooperativas y no de la EPE. La financiación será en 48 cuotas y las obras quedarían efectivizadas en los primeros meses de 2019.

La incorporación de luces LED, que ya están instalados en diversos sectores de Casilda, cuenta con beneficios tales como una reducción de entre el 30 y 50% del consumo, y un impacto ambiental ostensiblemente menor al de los faroles halógenos o de sodio tradicionales. Además, cada localidad, según su superficie, ahorrará entre 40000 y 200000 pesos mensuales en concepto de mantenimiento del sistema.