Desde el inicio del año se libra una discusión que parece no tener fin. Los vecinos de la cerealera Terra Pampa continúan molestos por la contaminación existente en esa zona de Nueva Roma y la Municipalidad piensa en urbanizar los caminos linderos. Además, se agregó el aviso de un concejal que marcó que los permisos que habilitan la estadía de la firma están vencidos. Por este motivo, pone en duda la continuidad de la misma y advirtió sobre la inútil inversión que podría llegar a realizarse si se adecúan las calles linderas al tránsito de sus vehículos.

Andrés Golosetti, edil del justicialismo, en la última sesión del Concejo, solicitó al Ejecutivo que explique si ha tomado posición en cuanto a la continuidad de las empresas que se encuentran sobre Bv. 25 de Mayo, en el denominado Camino de los Silos.

La inquietud de Golosetti radica en que las calles que desembocan en las puertas de la empresa iban a ser reacondicionadas en función del tránsito pesado que circula hasta los silos. Esa cuestión carecería de sentido si Terra Pampa S.A deja de funcionar en esa zona de la ciudad.

Ahora bien, en caso de que sigan estando en el mismo lugar, el concejal del Bloque Primero Casilda expresó su pensamiento en Radio Casilda. "Esta obra sale 40 millones de pesos. Si las empresas son las beneficiadas, que al menos paguen 20 millones ellos, porque se llevan el usufructo y no hacen los aportes que corresponden. O bien que se vayan del lugar y radiquen sus emprendimientos en otro", dijo Golosetti en función de los 9 kilómetros de mejorado que se planean en la zona.