En el bienestar de las personas pocas cosas resultan más influyentes que el sueño. Existen muchas teorías populares sobre el tema, pero ¿cómo y cuánto se debe dormir para funcionar bien durante el día? ¿Se recuperan las horas no dormidas? ¿Cuánto debe durar la siesta perfecta? Claudio Aldaz, neurólogo especialista en la materia, respondió esta y otras preguntas en diálogo con Radio Casilda.

El médico planteó que si duerme poco a lo largo de la semana, automáticamente la persona intentará recuperarlo entre el sábado y domingo. Si bien puede hacerse un descanso de mayor tiempo los fines de semana, nunca va a llegar a recuperar totalmente el tiempo de sueño perdido. Ese concepto es llamado "deuda de sueño" y termina notándose en el día a día. También advirtió que la cantidad no hace a la calidad, porque se puede estar mucho en la cama pero con sueño liviano y despertando varias veces, por lo que la extensión total es relativa. 

En tanto que sobre la siesta, aclaró: “La definición de siesta es la de un sueño breve, no mayor a una hora, realizada al mediodía luego del almuerzo”. Si bien depende de factores como la necesidad del individuo, la actividad que realice o el clima, el que dure más o menos depende de cada persona. Tampoco es lo mismo en una ciudad grande que una pequeña, debido a que el ritmo de vida es diferente. “Lo primero que uno debe hacer cuando va a una localidad es preguntar el horario bancario. Gracias a eso, uno sabe cuál es el ritmo que tiene la gente”, analizó Claudio Aldaz.  

El experto también mencionó otras situaciones, como la baja en el promedio de horas de sueño entre la población activa en comparación a épocas anteriores. Y aclaró que fisiológicamente el dormir de día no tiene los mismos efectos que el descanso nocturno, con un notorio impacto sobre la calidad de vida.

La nota completa: