Desde Federación Agraria advierten sobre la progresiva deserción de productores agrícolas, transformados en arrendadores de sus pequeños campos ante la compleja ecuación financiera que otorga la actividad. En este sentido, desde la filial Arequito de la entidad gremial alertan sobre el avance del endeudamiento entre los jugadores más chicos de esta economía. 

“El pequeño productor agropecuario, el de la pampa húmeda que vive en una zona de privilegio, no maneja el precio de lo que produce, queda totalmente descolocado. Hay un desfasaje año a año que se torna muy duro. Los insumos los pagamos en dólares, y nos vamos endeudando siempre un poco más, con las tarjetas o las cooperativas”, relató en Radio Casilda, Alberto Pontoni, secretario del Subcentro Arequito de la Federación Agraria.

Según su testimonio, en Arequito alrededor de un 70% de los pequeños y medianos productores alquila su campo porque de otra forma le resulta imposible sostenerse. El menor porcentaje restante se enfoca en la producción de la soja y apenas siembran maíz y trigo para realizar una mera rotación.

Desde Federación Agraria no son optimistas. Desde el inicio de 2018 su titular, Omar Príncipe, le advirtió al ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, sobre el aumento del endeudamiento que empiezan a arrastrar los pequeños productores con las entidades bancarias, mutuales y cooperativas, y reclamó el impulso de políticas favorables para un sector que van camino al quebranto.