El viernes, Luis Contigiani se reunió con Juan Sarasola y algunos empresarios locales que habían concertado un encuentro. La cita sirvió para confirmar las vías de solución a dos problemas que se habían generado hace tiempo. El propio Intendente contó en Radio Casilda algunos detalles de la jornada que vivió junto al Ministro de la Producción. “Fueron dos cuestiones puntuales. Hay un trámite respecto de los que proveen insumos a las empresas que fabrican básculas en la ciudad. Hace tiempo que están en una disputa. Lo otro que hablamos con el Ministro es la situación que afronta la empresa Marani. Desde hace más de una año vive una situación crítica. Fabrica una máquina que apunta al sector lechero que está en crisis y eso ha llevado a la crisis de la fábrica. Ya habíamos hablado con el Ministro y el viernes, se reunió con los dueños y los representantes de los trabajadores. La provincia va disponer de un crédito blando para la empresa a través de la Agencia de Desarrollo. Así la empresa va a poder cumplir sus obligaciones salariales y ganará oxigeno”, explicó Sarasola.

Alrededor de 25 empleados se vieron afectados por la crisis que atravesó la firma. El monto del crédito no fue precisado pero servirá para cubrir el atraso salarial.

“Sabíamos que la situación era compleja. Hay familias que la vienen pasando muy mal y la herramienta que puso a disposición el Ministro Contigiani hace que la provincia active de manera inmediata la respuesta para destrabar el conflicto. Es una empresa tradicional que ya se ha repuesto de otras malas situaciones. En los próximos meses  se va a reactivar el mercado”, confió el titular del municipio.

El cierre de la distribuidora Giavarini también fue motivo de consulta. Respecto de ese escenario conflictivo en la ciudad, Sarasola marcó que “es diferente. Una es una industria y otra es una distribuidora. El sector lácteo es el denominador común, y está claro que los trabajadores la están pasando muy mal.”