Casilda vivió un domingo especial en el marco de los festejos por el Día de la Música. El centro de la ciudad se llenó de sonidos a través de intérpretes locales que ofrecieron distintas alternativas en la vía pública. Una idea que arrancó de la mejor forma, gustó y al parecer llegó para quedarse.

La calle Buenos Aires, en el tramo entre Moreno y Sarmiento, tuvo de todo. Músicos de los más variados géneros, bailes, gimnasios, y música en vía de la mano de comercios de las cuadras.

“Creo que a la gente le gustó mucho. Estuvimos hablando con los artistas y también les gustó”, destacó el secretario de Cultura José Luis Rodríguez, al señalar que hubo “unos 60 músicos tocando al unísono”.

Entre los presentes estuvieron: Academia de Danzas Árabes , Brian Ruiz Diaz, Hugo Frattin, Ale Loppícolo, Gastón Honckzaruk, Lucero Tropical, Fénix, Cefem, PapelNonos, Gimnasio La Torre, Gimnasio Estar Bien, Fabián Tayana, Banda de Música “Cesar Mastroiacovo”, Lucio Taragno, Jorge Barbón. El cierre de la jornada estuvo a cargo del tenor Pablo Parente y la soprano María Belén Rivarola.

Esta iniciativa surgió hace un tiempo, se le fue dando forma y se pudo concretar. A partir de ahora “la idea es, una vez al mes, invitar a los negocios a abrir sus puertas para darle otra vida a la calle Buenos Aires. Lo del domingo fue una prueba piloto y estuvo buena porque había opciones para todos los gustos”, agregó el funcionario.

Rodríguez destacó también las demás actividades que tuvo el domingo casildense, entre ellas el Desfile de la Tradición, que había sido suspendido hace una semana por el mal tiempo.