A pesar de estar de convocados a un paro en la discusión de la reapertura de paritarias nacionales, el gremio que reúne a los docentes de nuestra región organizó una movilización contra la violencia. Después que una madre golpee a una maestra de la escuela Casado, se encendieron las alarmas. Este miércoles desde las diez de la mañana marcharon por el centro de la ciudad llamando a tomar conciencia.

Si bien no sólo se hizo referencia al hecho ocurrido el último jueves, el repudio de esa acción fue el eje central de la movilización que comenzó en la sede gremial de San Martín 1736, pasando por las calles Tucumán, Mitre y Buenos Aires, hasta llegar a desarrollar el acto principal frente a la Escuela Casado.

Armando Yuale, titular de Amsafe Caseros, explicó el fundamento de esta marcha en Radio Casilda: “La educación solo es posible respetando la relación entre alumno y docente, entre el adulto y un menor. Hay que entender que no es autoritarismo, sino que quien funda la autoridad del docente es el estado de derecho y en eso tenemos que basarnos para poder educar. Tienen que aparecer las palabras y donde aparece la agresión, repeler esa agresión sino no hay forma de llevar adelante la autoridad educativa”, argumentó Yuale.

Docentes de distintas escuelas del departamento llegaron a Casilda para sumarse el reclamo por lo ocurrido en la escuela de la ciudad. 

Llegaron docentes de distintas escuelas del departamento.
Llegaron docentes de distintas escuelas del departamento.