La mano viene complicada para los directivos de la Liga Casildense aunque todavía se abriga una mínima esperanza de que la pelota vuelva a rodar en este 2020. En esta semana, hubo un encuentro virtual entre los miembros de la federación y se sugirió la posibilidad de tener algún tipo de competencia desde el mes de septiembre. Eso sí, los formatos variarán completamente de su idea original.

Héctor Mattei, secretario de la LCF, dialogó con Radio Casilda y admitió que recién podrán hacer una futurología más acertada cuando el panorama se aclare en torno a la pandemia. Si eso sucede, convocarán a los delegados para diagramar lo que resta del año en Primera División, Fútbol Juvenil y Torneo Femenino.

"Ma parece que tenemos que aguardar. Sin apresurarnos a decir que el año está completamente perdido. Recién está iniciando el quinto mes. Necesitamos calma", dijo Mattei para llevar algo de tranquilidad a los fanático del deporte más popular en la región. Vale recordar que la Federación ya canceló los certámenes que dependen de su órbita. Léase, Copa Santa Fe y torneo juveniles.

Por otra parte, el representante de la liga aseguró que cada club vive una situación económica particular, que sería "imposible jugar sin público en las canchas". Dado que las instituciones están comprometidas con salarios de jugadores y cuerpos técnicos, más los gastos de apertura de cancha. Un monto que requiere de un ingreso permanente para soportarlo.

Para finalizar, Mattei habló de otros dos puntos trascendentes. Afirmó que por el momento ningún cluba manifestó su idea de "bajarse del torneo" y reveló que, por resolución, los empleados contratados de la LCF sólo están percibiendo el 50% de sus salarios.