Cuando los primeros trabajadores llegaron este viernes a la planta de Gherardi ubicada en la ruta se encontraron con que a las seis de la mañana había dos patrulleros a la vera de la ruta. ¿El motivo? Intervenir ante una posible movilización de los empleados que este jueves debían cobrar y no lo hicieron en su totalidad.

En los haberes no estuvo contemplado el premio por la asistencia ni una hora de trabajo que fue descontada, ya que los trabajadores participaron de una manifestación convocada por el gremio. Ante tal actitud, los delegados de la planta mantuvieron reuniones en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica y decidieron que van a recurrir al Ministerio de Trabajo de la Provincia para reclamar la quita de una suma que asciende a los tres mil pesos para cada asalariado.

 “La empresa está actuando de manera irresponsable. Ataca a los trabajadores y nos provoca sacándonos los haberes a tres días de la Navidad. Vamos a responder con las medidas que podemos tomar por vía legal”, anunció Carlos Rapanelli, representante de los obreros de Gherardi, en Radio Casilda.

Durante el año hubo una serie de medidas de fuerza por incumplimientos de parte de la empresa, pero el hecho de tocar el sueldo a pocos días de las fiestas generó bronca en los empleados. Como dato extra, los trabajadores contaron que se perdieron las costumbres históricas de la empresa, que ya ni siquiera les entrega una caja navideña.