El pasado 10 de diciembre se cumplió un año de la llegada de Juan José Sarasola a la intendencia de Casilda. A modo de balance, representantes de distintos espacios políticos de opinaron sobre la gestión.

Los comentarios vertidos en Radio Casilda incluyen críticas, elogios, pedidos, augurios, y apuntan a los tres años que quedan por delante la gobierno del Frente Progresista Cívico y Social. 

Emiliano Scopetta, del Frente Social y Popular, indicó: “En muchos aspectos tenemos una mirada crítica hacia la gestión, principalmente en lo que tiene que ver con la política social entendiendo que la primera necesidad que venimos cuestionando es cómo se aborda la problemática de las adicciones, y en este sentido no hubo una política integral”.

Jorgelina Andrich, del Partido Socialista, sostuvo que si bien “hay cosas para hacer, se empezó a trabajar de otra manera. Hubo que acomodar cuentas, sueldos, tuvimos paros y uno de los factores fue la lluvia, que demandó una importante inversión en Nueva Roma. Veo que la ciudad está cambiando”.

Hernán Noceti, del Pro, valoró “que a comparación de otras gestiones municipales, ésta es una que atiende y se puede hablar y permite ayudar. No es fácil agarrar Casilda después de varios años de un mismo gobierno y por eso hay que hacer un cambio cultural en la forma de trabajar y gestionar. Se han hecho muchas cosas y faltan otras”.  

Jorge Catoni, del Frente para la Victoria, manifestó: “Lo que no me gustó de este año es que, al igual que el gobierno nacional, se habló mucho de la pesada herencia y resulta que esa pesada herencia no es tan pesada porque las obras más importantes que se hacen en Casilda forman parte de esa herencia”.  

Rubén Mouriño, del Partido Justicialista, dijo: “En líes generales han hecho bien lo que tiene que ver con controles de tránsito, que era una materia pendiente. En cuanto a la parte deficitaria, sigue siendo la falta de obra pública y también el mantenimiento general de la ciudad a través del barrido, la limpieza.

Roberto Meli, del Frente Renovador, rescató “que han trabajado bien desde la Secretaría de Promoción Comunitaria, estando al lado de la gente y los más vulnerables; y también en Seguridad Ciudadana, con los controles de tránsito. En cuanto a las deficiencias, la mayor tiene que ver con los servicios públicos: hay muchos lugares descuidados”.

Mara Bonfante, de la Unión Cívica Radical, remarcó: “Se hizo bastante y se avanzó en muchas cosas que estaban previstas y que venían estancadas. Gestionando se logró mucho en el sector Salud con la instalación del Sies y el tomógrafo, que prontamente va a estar disponible; y también se hizo mucho con el control vehicular y la instalación del taller de verificación técnica”.