La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe se encuentra en pie de lucha por el caso de una trabajadora del municipio de San Carlos Centro que fue víctima de violencia de género y posteriormente cesanteada por el Ejecutivo de aquella localidad.  El próximo 12 de octubre se realizará una movilización y el sindicato de Casilda tiene la intención de participar.

“Esta tarde a partir de las 18 vamos a hacer una reunión informativa en la sede que es exclusiva para mujeres. Se las va poner al tanto de la situación y se coordinará el traslado para quienes quiera ir a la convocatoria”, le aseguró Walter Britos, secretario local, a CasildaPlus.com. Este sería el primer paso hacia la posibilidad de un paro general en la Provincia si no se ven medidas acordes.

Lo concreto es que desde la Festram enviaron un comunicado oficial en el cual se reafirma una denuncia contra el estado por violencia de género, laboral e institucional. El principal apuntado es el jefe de estado de San Carlos Centro, Jorge Placenzotti, a quien lo acusa de acciones violatorias contra los derechos sindicales y constitucionales.

El gran revuelo que se generó incluso llegó a la Cámara de Diputados de Santa Fe, donde hubo un pedido de informe de la presidenta de la Comisión de Derechos y Garantías, Alicia Gutiérrez. La misma también fue rubricada por los legisladores Leandro Busatto, Silvia Augsburger e Inés Bertero. En ese escrito se solicita al Gobierno Provincial “las actuaciones de organismos estatales frente a las denuncias recibidas”.

El caso

En el comunicado que lanzó ayer la Festram se detalla el origen del conflicto. Resumidamente se cuenta: “El pasado 2 de mayo, nuestra Federación, denunció públicamente el hecho donde una compañera en San Carlos Centro fue encontrada inconsciente en su lugar de trabajo, luego de estar varias horas desaparecida, con lesiones en su cuerpo; siendo hospitalizada y atendida en una Clínica de la localidad, donde posteriormente perdiera su embarazo. En un hecho sin precedentes, el Intendente de esa ciudad, Ingeniero Jorge Placenzotti , adoptó la forma de castigo hacia la víctima, aplicando una suspensión, que más tarde la llevaría a la cesantía”.