La tarde del domingo fue ideal para pasear y disfrutar de los tibios rayos solares, sobre todo después de lo que habían sido cinco o seis jornadas plagadas de humedad. El viento comenzó a soplar con fuerza a partir de ayer y modificó el panorama. Aparentemente, la tendencia se acentuaría con el correr de las horas.

El pronóstico extendido no da ninguna posibilidad de precipitación de acá hasta el próximo lunes. De todos modos, las mañanas serán frescas, con temperaturas que rondarán los 9 y 12 grados. Las tardes se presentarán ideales para las actividades al aire libre y para aprovechar el aire puro.

Parece que el nuevo mes trajo más características similares a lo que se espera de la primavera y, de a poco, los fríos crudos del invierno perderán terreno con las jornadas más cálidas y de mayor luz natural. 

El extendido para lunes, martes y miércoles.
El extendido para lunes, martes y miércoles.