Tal cual había sucedido hace algunos días en Casilda, también en Chabás le dieron luz verde a la ordenanza que declara al territorio como libre de pirotecnia. La iniciativa surgió de un grupo proteccionista y se dio por sentada el pasado 20 de abril. El marco regulatorio contempla multas onerosas para sus infractores y hasta la posibilidad de clausura de comercios que se dediquen a la venta de explosivos.

La decisión que se tomó en la vecina localidad vendrá acompañada de una series de medidas que ayuden a reforzarla, entre ellas, una campaña de concientización que incluye visitas a los establecimientos escolares. Además,se desarrollará una reunión informativa con representantes de distintas instituciones y los medios de comunicación el próximo 18 de mayo.

El petitorio del Grupo Proteccionista.
El petitorio del Grupo Proteccionista.

La transgresión de la nueva reglamentación implicaría para sus detractores, el pago de monto que va desde las 500 hasta 6000 unidades fiscales, dependiendo de la gravedad del hecho. La aplicación y determinación de los pagos a realizarse dependerán del Juzgado de Faltas.

Existirá un apartado excepcional en situaciones previamente identificadas y que consten de la aprobación del Poder Ejecutivo local. De todas maneras, el organizador del evento deberá cumplimentar una serie de items ineludibles.