El centro de la ciudad y otros sectores de gran concurrencia han dejado a las claras que durante el fin de semana, si el clima acompaña, la gente sale y se reúne en los bares casildenses. Es por eso que desde la Municipalidad vieron la necesidad, en conjunto con los responsables, de corregir cuestiones preventivas

Entre estas, se destaca el límite a respetar el factor ocupacional, teniendo en cuenta que ha sido uno de los puntos en los cuales se ha notado una falencia importante. "La idea del Municipio y del intendente -Andrés- Golosetti es tratar de que en este contexto de pandemia todo el mundo pueda desarrollar sus actividades, esa es la premisa".

Dichas palabras fueron mencionadas por el secretario de Legal y Técnica, Marcelo Zanetti, en contacto con Radio Casilda. "En función de eso, -sigue-, incluso contrariando una norma provincial, se haba acordado con la gente de los bares horarios, sobre todo que lo puedan extender un poco".

El entrevistado destacó que, "después en cuanto a protocolos y factor ocupacional, ahí nosotros le manifestamos ser bastantes estrictos". Es por eso que, durante esta semana se concretaron ciertos encuentros para apuntar al cumplimiento de los mismos.

Tal como relató, "en un comienzo hubo un inconveniente con un comercio, luego con otro, de hecho, nobleza obliga, uno de los dueños de "Barra" se acercó al Municipio a pedir disculpas y decir que se le había ido de las manos y ponerse a disposición para acordar lo que haya que acordar", ejemplifica.

Además, dijo: "Todos los bares de Casilda fueron relevados y se le estableció cual era el factor ocupacional y cuales eran las mesas que podían usar de acuerdo a ese factor ocupacional. Para este mediodía, los establecimientos de ese rubro están relevados y saben cuantas mesas tienen que poner y que es lo que tienen que hacer y que no".

Proyecto para que comercios puedan utilizar espacios públicos: 

"Elevamos un proyecto -desde la Secretaría de la Producción- para, al menos en una primera etapa, dispensar a los bares el canon por poner mesas en los espacios públicos, como para darle una mano para que puedan trabajar sin esa carga impositiva", cuenta Zanetti, dado que la recomendación es que se ubiquen más personas pero al aire libre.

Y suma: "Pero la segunda etapa de eso es coordinar el uso efectivo de espacio público con mesas, pero ahí entramos en otro tema. Cada bar tiene su particularidad, algunos tienen cantero enfrente, otros la vecinal y otros, que están por calle Buenos Aires,  más complicados, y la idea es ser ecuánimes con todos".

Si bien el plan está redactado, aún faltan cosas para ponerlo en vigencia. "El proyecto ya está armado, la idea es avanzar con una reunión entre Producción, Inspección y Planeamiento, es decir, con todas las áreas que tienen injerencia en este tema y de ahí confirmar lo que hay o rectificar y poder hacerlo público y hacérselo llegar a los dueños de los establecimientos", especificó.

Para concluir, ponderó: "Nos adentramos en un momento donde lo más importante es la responsabilidad de cada uno, todo el mundo sabe que es lo que hay que hacer, cumpliendo eso, ya existen antecedente, se disminuye el contagio, y menos contagio es más posibilidad de que este tipo de establecimientos puedan funcionar". 

 

Marcelo Zanetti en diálogo con Radio Casilda.