El intendente Juan José Sarasola declaró su malestar para con la Justicia y las leyes que derivaron en la liberación de un hombre que, con varios antecedentes penales, había robado días atrás una moto desde el interior del propio palacio municipal.

El titular del Ejecutivo y su secretario de Seguridad Ciudadana, Federico Censi, convocaron este lunes a una conferencia de prensa para manifestar su desacuerdo y, en ese marco, expresar su reclamo a las autoridades provinciales en la materia. 

El ladrón en cuestión había sido apresado el viernes por el robo de una bicicleta afuera del Sanatorio Julián Moreno, y anteriormente había hecho lo mismo con una moto desde el interior del Palacio Municipal, hecho registrado en una cámara de seguridad. El hombre fue sometido a una audiencia imputativa el sábado, en la que estando todas las pruebas además del cumplimiento de una condena de tres años bajo libertad condicional, no se dio lugar al pedido de la fiscalía de una prisión preventiva por 45 días.

“Uno se pregunta qué más se necesita para que se llegue a este tipo de situaciones. No solemos opinar de la actuación de la Justicia, pero esto nos genera bronca y frustración. Uno no habla del tema para hacerlo de un hecho puntual, sino por el mensaje que tenemos que dar como sociedad”, reflexionó Sarasola en declaraciones a Radio Casilda.

Censi, por su parte, dijo que “se hace mucho esfuerzo para mantener el sistema de cámaras funcionando, y da mucha bronca cuando se producen estas situaciones”. Y agregó: “La PDI, la Unidad Regional IV y la fiscalía, hacen su trabajo como corresponde. Uno es muy respetuoso del Poder Judicial, pero estas cosas dan bronca”. Además, Censi detalló el procedimiento realizado tras la denuncia de robo de la moto en cuestión, acontecido en horas de la tarde, cuando el ingreso principal a la Municipalidad está cerrado.

La situación continúa siendo una preocupación constante para los vecinos. La decisión judicial de liberar al autor de los hechos, dejó disconformes a los casildenses. El caso estuvo a cargo del juez sanlorencino Juan José Tutau, quien también intervino en la causa por la desaparición de Paula Perassi, y en los próximos días, actuará tras la detención de un grupo de delincuentes que cometieron un robo calificado en Arequito.