El portero que defiende los colores de River Plate y la Selección Nacional fue la parte más importante de una fiesta que se llevó adelante el sábado por la noche en el Club Aprendices. Franco Armani fue el invitado sorpresa y recibió mimos de todos los presentes. El más destacado fue el que le regaló Gabriel Griffa, quien lo retrató en una gigantografía.

El evento estuvo organizado por la subcomisión de fútbol infanto-juvenil que tiene la institución, aunque pocos esperaban una velada tan especial. En la mesa principal se sentó el arquero casildense y fue homenajeado con un súper cuadro a cargo del artista plástico local. Se trata de una placa de fibro-fácil, de 1,80 x 1,80, pintado con látex. En la misma se puede ver al guardameta con el buzo naranja que utilizó en el último Mundial de Rusia.

El cuadro quedará para el club.
El cuadro quedará para el club.

Armani agradeció a todos por el apoyo y cariño, fue foco de todos los flashes y tuvo palabras de elogio hacia Griffa. El obsequio quedará guardado en el club para que todos los visitantes puedan apreciarlo. Todavía resta definir en el lugar lo ubicarán.

Chili no quiso quedarse en el molde y trajo consigo un par de guantes que se sortearon cerca del final de la noche entre todos los jóvenes que participaron en la temporada de Divisiones Inferiores defendiendo los colores de la Academia. El arquero dio sus primeros pasos en el Fortín, pese a que nunca llegó a jugar en la máxima categoría. Sin embargo fue un escalón vital hacia su prolífera carrera.