Unidos de Zavalla vivió un fin de certamen complicado y convulsionado. Si bien, evidenció una remontada futbolística y estadística en la última parte del Clausura, la jornada del epílogo lo dejó afuera de la fase determinante y de la peor manera, con lo extrafutbolístico ocupando el plano principal.

Las protestas y agresiones de gran parte del plantel para con Juan Cruz Caldez lo van a dañar más allá de este triste final de campaña. Todos los integrantes del Busca juran que el árbitro los perjudicó y no sólo se amparan en la falta que reclamaron antes del gol de Mijoch, también protestan dos faltas que hubiesen derivado en penales para el elenco visitante.

Al margen de lo que precedió al bochornoso desenlace, lo que queda a revisar hoy en día es cuántos juegos estarán afuera los futbolistas informados en el último boletín emitido por el tribunal de penas de la Liga Casildense. Por el momento, hay ocho jugadores y un directivo que fueron suspendidos provisoriamente aunque en los pasillos de la LCF se habla de severas penas para algunos de ellos.

Trascendió que en el caso de dos o tres jugadores, posiblemente se pierdan toda la temporada que viene. Por ahora, lo único seguro es que Hernán Montechiarini, Matíaz Meza, Matías Lucca, Alexis Vargas, Facundo Quiero, Luis Tourn y Santiago y Marcelo Fernández no van a poder comenzar la Liga en 2018.

El Tribunal de Penas suspendió provisoriamente a ocho jugadores de Unidos de Zavalla.
El Tribunal de Penas suspendió provisoriamente a ocho jugadores de Unidos de Zavalla.