La última vez que la Liga Casildense dividió una temporada entre Apertura y Clausura e hizo disputar una final anual fue en 1992. Esta edición 2016, merecía una cobertura desde todos los ángulos y en CasildaPlus.com pusimos el foco en cada rincón.

Antes del juego hubo una antesala y el instante previo al pitazo inicial fue la salida de los equipos, el recibimiento de las hinchadas y el saludo inicial.

El primer golpe lo dio Atlético Pujato. Tras una falta de Franco Nardone a Santiago Pereyra, llegó el gol de Dante Rossi, que la empujó a la red después de una serie de rebotes.

Belgrano no encontraba el juego y para peor, su bastión defensivo, Lucas Favaro, sufrió una lesión en el ligamento externo de la rodilla y estuvo a punto de salir. Siguió con dificultades y será duda en la semana.

El que se pierde la segunda final es Dante Rossi. El capitán de Atlético Pujato le cometió una dura falta a Marino y Caldez no tuvo más remedio que sacarle la quinta amarilla.

El local se sintió obligado en el complemento. Inclinó la cancha a su favor y tuvo un tiro libre a pedir de un especialista. Nano Núñez estrelló el balón contra el travesaño.

El Pincha siempre tiene un as bajo la manga. El Azul mejoraba y emparejaba el trámite en busca del empate, hasta que Jonatan San Juan, la puso por arriba de Moratta.

 
Quedaban diez minutos y apareció Beto. Marino le anotó a su ex equipo y descontó para darle emoción a la final. 
 
 
A partir de ese tanto, Belgrano se entusiasmó y el Cabezón Mannini, ya reemplazado, pidió un minuto más de adición al cuarto árbitro, Nicolás Soria.
 
 
Al final, Atlético Pujato se fue victorioso de Arequito. Ganó 2-1 en cancha de Belgrano y los jugadores cantaron con su gente.
 

El que analizó el juego una vez culminado fue Horacio Vailatti. El DT de Pujato vivió un partido especial por enfrentar a Belgrano en Arequito y en una final. Identificado con el Azul, reconoció que no disfrutó a pleno el triunfo.