El Órgano Ejecutivo de la Liga Casildense hizo efectiva una advertencia que venía dando vueltas hace un tiempo. Muchas eran los quejas de los simpatizantes que concurren asiduamente a los predios donde se disputan los encuentros respecto de las condiciones sanitarias. Los que pagaron los platos rotos fueron Aprendices, Unión Deportiva y Huracán. 

El pasado domingo 18 de enero había comenzado una campaña de control a través de veedores enviados por los directivos de la LCF. Las personas encargadas diagramaron informes en los cuales dieron cuenta de como se encontraban las instalaciones generales destinadas a público, jugadores y árbitros. Posteriormente, se requirió a las instituciones que presentaban anomalía que las mismas sean resultas en un plazo de diez días.

Evidentemente el problema prosiguió en algunos escenarios y en el último boletín se hizo saber que los campos de juego de la Academia, el Expreso y el Zapatudo, no están en condiciones de albergar un espectáculo deportivo.

La Liga lo advirtió en su boletín semanal.
La Liga lo advirtió en su boletín semanal.

Para el Rojo de Los Molinos habrá tiempo de adecuarse al pedido, puesto que el domingo visitará Parque Casado. Sin embargo, Aprendices y Huracán tienen que jugar como locales. Ahora el interrogantes surge, ¿dónde se celebrarán esos cotejos?