Tres hombres sorprendieron este lunes por la noche a un vecino en la puerta de su casa. Lo tomaron por la espalda y le asestaron un culatazo en la cabeza para forzarlo a que les franquee el ingreso a la vivienda de calle Victoria y 1º de mayo, sin que ningún vecino de la cuadra advirtiera la escena.

El hombre asaltado, de 71 años, no obstante, se negó a darles el dinero que sus agresores le exigían, por lo que fue amordazado entre golpes y más amenazas de muerte. Los intrusos revisaron toda la casa y se conformaron con tomar algunas pertenencias del jubilado. 

Cuando los tres delincuentes huyeron, el anciano pudo colocarse una toalla en la nuca y se trasladó hasta la dirección donde se encontraba su hijo para pedir ayuda. En un centro médico le suturaron la herida del cuero cabelludo que le causó el culatazo. 

"Me pedían plata y como yo les decía que no tenía, me pegaban en la cabeza. Después que me ataron, revolvieron todo y se llevaron algunas cosas", relató el hombre de 71 años, en los micrófonos de Radio Casilda.

Escucha el testimonio de la víctima