Desde finales del 2016, en Chabás se comenzó con un plan integral de separación de residuos. Un proyecto que demandó planificación, educación y compromiso. Cuando todavía falten tres meses para finalizar el presente año, los vecinos de la localidad ya superaron en peso la cantidad de residuos que no se transformarán en basura de lo que había sido el 2019. Aplausos para ellos.

Vale recordar que el pueblo situado sobre la ruta 33 cuenta con más de 40 puntos verdes en los cuales se pueden depositar vidrios y plásticos. Pero además, cada domicilio realiza una separación especial de materiales como vidrio, plástico, papel y cartón, que se recolectan por una vez por semana. Trabajo totalmente mancomunado.

Durante los doce meses del 2019, se había alcanzado una cifra de 69170 kilos reciclados. Pero esa marca ya quedó atrás a comienzos de este mes de octubre. Hasta el momento, en Chabás se lograron recolecta más de 79000 kilos de material que será reutilizado. 

Si vamos a observar las estadísticas generales. En poco menos de cuatro años, el pueblo aportó más de 245 mil kilos de reciclables. Divididos en: casi 170 mil de vidrio, y 76 mil de papel, cartón y plástico.

 

 

A tener en cuenta, así se divide

Plásticos

-Deben estar limpios y secos

-Se incluye: botellas de bebida y productos de limpieza, bidones, envases de productos de baño y juguetes rotos

-No se permite: botellas de aceite, sachets de lácteos, potes de cremas y quesos untables

Vidrios

-Deben estar limpios y secos

-Principalmente botellas y frascos

Papeles y cartones

-Todo limpio y seco, y evitar sacarlos los días de lluvia

-Se incluye: diarios, revistas, hojas, folletos y cajas de cartón

-No se permite: envases tetrabrick y envoltorios brillantes como los de galletitas