El 24 de febrero de 2017 se detuvo el tiempo en la región y se apagaron 13 vidas luego de producirse un choque frontal entre dos micros de la empresa Monticas. Ambos transitaban por la ruta 33 en el camino que une Zavalla con Pérez e impactaron a la altura del kilómetro 779. El desastre fue total y desnudó los infinitos reclamos que se habían aglomerado sobre la firma por parte de los usuarios que utilizaban a diario el servicio. Dos años después, hay cinco imputados y una audiencia pendiente de resolución.

Lo último que se supo es que el fiscal Walter Jurado pidió la imputación para cinco directivos. Esa lista la integran: el director de la Empresa Monticas, Juan Antonio C.; el Jefe de Operaciones, Pablo César D.; el jefe de taller y miembro del directorio, Carlos L.; el presidente de la firma, Alejandro L.; y su vice Raúl R. La carátula que llevaba la causa es la de Homicidio Culposo agravado por la multiplicidad de víctimas en calidad de coautores.

El juez de primera instancia Pablo Pintos aceptó la presentación de Jurado, aunque las defensas apelaron la decisión del magistrado aduciendo "imprecisión en las imputaciones". Ahora resta saber si la Cámara de Apelación rectifica el fallo para fijar fecha para un nueva audiencia, en la cual se plantearán medidas cautelares. O bien si hace lugar al pedido de las defensas y es necesario modificar las evidencias de cargo.

Walter Jurado, fiscal de la causa.
Walter Jurado, fiscal de la causa.

Mientras tanto, hay familias que se desintegraron hace dos años y esperan por justicia. Cada día como el de hoy se siente la ausencia de aquellos que fueron víctimas de la negligencia y el desinterés que se mostró con anterioridad. La desgracia que unió a la región para siempre y hermanó a los desconocidos que simplemente compartían algunas horas de viajes para visitar a un amigo, llegar al trabajo o construir un futuro a partir del estudio. 

En Casilda no quieren que la llama de quienes se fueron se apague y continúan pugnando por que exista, al menos, un responsable político de tamaña tragedia. Esta tarde, desde las 19.30, se invita a la comunidad a ser parte de un encuentro en la Terminal de Ómnibus.

Desde su lugar de representante de los Autoconvocados por un Transporte Público, Seguro y Eficiente, el ingeniero Roberto Quinteros, hizo su propia reflexión. La cual compartimos y con la cual acordamos en casa palabra. 

Estos dos primeros años de la tragedia del Monticas nos encuentra con los brazos caídos, desalentados, con bronca, desilusionados, impotentes, menos ciudadanos, mucho menos solidarios, con dolor, descorazonados,

No sabemos si existirá un nunca más,

No sabemos si se nos manchará nuevamente la ruta 33 u otra,

Si tendremos jueces para los cuales el tiempo y el dolor no fueron parte de su recorrido por la Universidad…de la vida,

No sabemos si tendremos funcionarios que como mínimo balbuceen…me equivoqué, pido perdón, estoy a disposición de la justicia,

No sabemos si los que vienen tendrán la capacidad, no política, sino humana de hacernos conocer lo que pasó.

No sabemos si los que se van tendrán la fuerza moral para llevar una mochila cargada de familias desintegradas, desgarradas y sin saber por qué,

No sabemos si algunos, pese a tener esta pesada carga quieren “seguir” en el Estado para “ayudar” y estar junto a su pueblo…y esto me viene a la memoria aquellos que pensaron, piensan y pensaran el “todo para el pueblo…sin el pueblo”.

Quiero llegar a vos integrante de mi ciudad y pedirte que con una flor o tu presencia te pongas este 24/02 frente a la placa que recuerda a nuestras victimas en la Terminal de ómnibus y te preguntes POR QUE?.

POR QUE  2 años con las manos vacías?.

                                                            Ciudadanos estamos en deuda!!!!

                                                                                                                      Roberto Quinteros