La Fundación Todos los Chicos realiza buena parte de sus actividades en el amplio predio situado sobre ruta 33. Allí asisten semanalmente decena de jóvenes con discapacidad, quienes desarrollan todo tipo de intervenciones con equinos y otros elementos. Pero como no todo se hace al aire libre, también existe un espacio de aula que estaba resultando de difícil acceso por lo castigado que se encontraba el camino. Hay buenas noticias al respecto. 

Hace algunos meses, se lanzó una campaña on-line para lograr recaudar fondos de manera colaborativa. Desde la institución pretendían costear el gasto de materiales y posteriormente hacer un esfuerzo propio para conseguir la mano de obra. Gracias al apoyo de los donadores, se alcanzó una cifra cercana a las 15 mil pesos que permitió poner en marcha la obra.

Los alumnos que asisten al predio, por lo general, tienen inconvenientes en el desplazamiento y era imperioso nivelar esa zona de acceso a la parte techada. Por lo pronto, se comenzó con la remoción de la estructura anterior y se fijaron las medidas para ensanchar el espacio. Vale recordar que el Caminito Inclusivo contecará el Salón de Reuniones con el SUM.