El mal estado del bulevar 9 de Julio, entre Lisandro de la Torre y ruta 33, es un problema de larga data pero que parece estar más cerca de solucionarse. A la espera de que se hagan los arreglos correspondientes, los enormes pozos fueron tapados provisoriamente.

Días atrás el administrador general de la Dirección de Vialidad Provincial, Pablo Seghezzo, había señalado que existe un “convenio para arreglar las losas de hormigón”. Dijo que se trata de una “tarea necesaria” debido al estado en que se encuentra y por eso en breve se hará la firma de ese acuerdo: “resta la aprobación y que Vialidad transfiera los fondos al municipio”.

El funcionario adelantó que esperan que dicho acuerdo “sea lo antes posible. Los fondos están aprobados”.

A la espera de que eso ocurra, recientemente se hicieron trabajos de bacheo con pequeñas piedras para tapar las roturas de la calzada. Algunos enormes pozos dificultaban enormemente el tránsito por allí, significando al mismo tiempo un peligro para quienes transitaban por el lugar.

Ahora la circulación por el sitio no resulta tan complicada, tal como puede observarse en el video:

Cabe señalar que el tramo de 9 de Julio entre Lisandro de la Torre y ruta 33 está considerado “de vinculación” por pertenecer a la ruta S26 que une Casilda y Carcarañá y en consecuencia los arreglos dependen de Vialidad Provincial.

Al firmar el convenio entre el organismo y la Comuna casildense, “se hace como una obra delegada y por ello los modos de contratación los maneja la Municipalidad”, indicó Seghezzo.

Si bien los arreglos provisorios ayudan, en algunos sectores las piedritas colocadas comienzan a salirse de su lugar. Incluso en algunos sitios hay pozos de importantes dimensiones.

Pozos en algunos sectores de la calzada.
Pozos en algunos sectores de la calzada.

Los conductores de vehículos esperan con ansias el arreglo definitivo de las losas, que a diario soportan el tránsito pesado de los camiones y el constante ir y venir de automóviles en una de las zonas más transitadas de la ciudad.