El subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales de la provincia Rolando Galfrascoli dijo que los detenidos durante los procedimientos policiales realizados el fin de semana en Casilda y la región estaban dedicados a al tráfico de drogas. Esas doce personas, dijo el funcionario a Radio Casilda, tenían una cierta vinculación y señaló que entre los diez domicilios allanados “hay una conexión” con la venta de drogas como denominador común.

Galfrascoli no utilizó el térmico “banda” ni “organización” pero dijo que existen “vínculos”, que son los que permitieron los allanamientos.

La investigación que derivó en los allanamientos del sábado en la ciudad se inició luego de la muerte de Francisco Quintana, el joven de 15 años que falleció luego de consumir una potente droga en una plaza de la ciudad.  

“Cuando ocurrió esto estábamos asumiendo y el gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Seguridad Maximiliano nos pidieron tener una mirada fuerte sobre lo que había ocurrido con esa criatura. Pusimos la Unidad de policía a trabajar y tenían algunas puntas investigativas sobre la existencias de esta situación”, dijo.

Luego de varios meses de investigación, “en Casilda se llegó a lo que sospechábamos”, agregó.

"Se sospecha que una de las personas detenidas en la ciudad es la que le vendió la droga a Francisco. Eso se está investigando. Era una de las puntas de lanza”, expresó.

Los doce detenidos de Casilda están siendo indagados para tratar de determinar responsabilidades.

Galfrascoli adelantó que la Ley de Estupefacientes prevé “penas muy duras. De cumplimiento efectivo y arriba de los tres años de prisión. Y depende del nivel de participación en la organización”.