La fuerza de la naturaleza no contempla ni distingue colores. En Arequito también se produjeron destrozos y uno de los lugares dañados fue el predio que tiene el Club Atlético Belgrano. Una serie de eventos desafortunados hicieron que el gran domo que recubre la pileta climatizada, termine por el piso.

Así quedó la lona que recubría la pileta.
Así quedó la lona que recubría la pileta.

El sábado por la noche, los directivos de la institución pasaron de la sonrisa al disgusto en apenas unas horas. En la sede se llevó adelante un gran agasajo a los Bomberos Voluntarios por su aniversario número 50. Pero por la madrugada se anoticiaron de un corte de energía eléctrica que produjo que las dos turbinas que alimentaban la carpa dejaran de funcionar. Como consecuencia se desinfló por completo. Eso no fue todo, puesto que uno de los tres tramos, más precisamente, el que se ubicaba sobre el hidromasaje y los vestuarios, terminó con una raja considerable por la fuerza de arrastre del viento.

“Lamentablemente no funcionó el autoencendido del grupo electrógeno. En ese momento llovía fuerte y hasta llegamos a pensar que se había volado todo”, confesó Lucas Makianich, presidente del Azul, en diálogo con Radio Casilda. Los encargados de la mantención del club rápidamente se pusieron en contacto con el ingeniero a cargo de la obra, quien se comprometió a reparar el daño.

Pese al mal trago, la inauguración del nuevo sector sigue en pie para el próximo sábado. En dicha jornada, quienes se acerquen tendrán la posibilidad de participar de una clínica junto al nadador olímpico José Meolans. La entrada es libre y gratuita.