Entre las tres y las cuatro de la mañana, delincuentes ingresaron a las oficinas de una fábrica de básculas ubicada en Catamarca al 1300, en el corazón de Granaderos a Caballo. Forzaron una puerta y se llevaron materiales de oficina y chequeras. Horas antes, hubo allanamientos en la misma zona.

La puerta rota por donde ingresaron los intrusos
La puerta rota por donde ingresaron los intrusos

"Quisieron barretear la puerta, no pudieron. Rompieron la parte de abajo y se metieron a la oficina. Faltó un monitor, unas chequeras y un celular, lo demás estaba todo en orden. Parece como una ola que se viene todos los días, y hoy nos tocó a nosotros", dijo en Radio Casilda , Oscar, empleado de la fábrica.

Lo paradójico es que durante la jornada del jueves, a apenas 100 metros de Básculas Santa Fe, se dieron una serie de allanamientos que derivaron en la detención de dos menores que habían perpetrado robos en el radio céntrico.

En definitiva es un nuevo hecho que agiganta la ola de robos que se dio en los últimos quince días en la ciudad, la cual hartó a la población al punto tal de pedir a viva voz la renuncia de Claudio Blaser en la Jefatura de Policía. Menuda tarea tendrá Marcelo Albornoz, futuro titular de la Unidad Regional IV.