Finalmente habrá que esperar al año que viene para comenzar a ver el inicio de los arreglos de los bulevares ubicados en el interior de Casilda, los cuales son continuación de rutas provinciales y por ende deben ser reparados por la Dirección Provincial de Vialidad (DPV).

A mediados de agosto el administrador de dicha entidad, Pablo Seghezzo, había señalado que en unos dos meses comenzarían los trabajos en bulevar 9 de Julio entre Lisandro de la Torre y Ruta 33, tramo que pertenece a la ruta s26; y el bulevar Tomat, entre Buenos Aires y Ruta 33, tramo perteneciente a ruta 92. Pero llegó noviembre, ambos bulevares siguen deteriorados y al parecer los plazos se corrieron.

“Creemos que a principios del año que viene estaremos empezando en Casilda”, dijo a Radio Casilda el titular de la DPV, explicando que esta obra “ya está licitada, adjudicada y firmamos el contrato”.

Seghezzo indicó que antes de empezar en Casilda van a arreglar el tramo de la ruta conocida como “de la cremería”, en cercanías de la localidad de Ricardone. “Está todo dentro del mismo contrato. Calculamos que ahí, si el tiempo acompaña, tendremos unos 30 días de trabajo. Luego de ello entramos a la ciudad de Casilda”.

El bulevar 9 de Julio entre Lisandro de la Torre y Ruta 33 es el que presenta mayor deterioro. En algunos tramos resulta casi intransitable y exige bajar la velocidad casi a cero para poder pasar y evitar romper el vehículo.

Lo que Vialidad debe realizar allí es el recambio de las losas, que por el constante uso y el paso de tránsito pesado se fueron deteriorando.