Durante el final de la semana pasada, los colegios céntricos volvieron a ser tema de debate. Dos adolescentes salieron de uno de los establecimientos educativos ubicados en zona delimitada por las calles Lisandro de la Torre, Dante Alighieri, España y Mitre y se citaron en una esquina para golpearse.

La situación se desmadró a tal punto que una persona adulta resulta afectada cuando intentó separar a dos chicos que se tomaban a golpes de puño. Este tipo de sucesos ya se dio en septiembre del año pasado y generó preocupación en la clase política de la ciudad. 

Antonia Pierucci, concejala.
Antonia Pierucci, concejala.

En este oportunidad, el Concejo volvió a hacerse eco de esta moda negativa que se propaga en las escuelas de todo el país. En la última sesión, fuera del orden del día, la Concejala Antona Pierucci, mocionó el envío de una Nota a la Unidad Regional IV de Policía, solicitando se arbitren los medios necesarios a los efectos de disponer de patrulleros o efectivos, en el horario de salida de alumnos de los colegios secundarios, en horas del mediodía y de la tarde.

Esa solicitud la motivó el alto grado de violencia expresa y manifiesta de los adolescentes que iniciaron las peleas callejeras, llegando a episodios de alarmante significación donde ponen en riesgo su integridad física. La propia representante del justicialismo manifestó su preocupación en Radio Casilda.

"Lo que menos queremos es que ocurran estas problemáticas. Las chicas vienen cargadas de situaciones agresivas. Se pegan pensando en que alguna gana y la verdad es que ambas pierden. Llamamos a la policía pensando en tener alguna protección. Separar es un problema para el que interviene. No queremos que funcione la policía, pero tenemos que hacerlo", advirtió Pierucci que dijo que se busca fomentar el diálogo y el respeto y orientar a los jóvenes a otras alternativas que no generen violencia.