Los Gallos Blancos de Querétaro y el casildense Emanuel “Tito” Villa se consagraron campeones en el fútbol mexicano. 

La final de la Copa Apertura 2016 se disputó este miércoles por la noche. Gallos y Chivas de Guadalajara igualaron 0 a 0 en el tiempo reglamentario, por lo que debió definirse por penales.

Allí. el héroe fue el arquero de los Gallos, Tiago Volpi, quien logró parar dos penales, mientras que otro pegó en el palo.

De esta manera, el Querétaro, fundado en 1950, consiguió el primer título de su historia. Su nombre ya está grabado en la copa mexicana.

Emanuel Villa es uno de los jugadores más destacados del equipo. Este 2016 fue un gran año para el jugador porque además de haberse consagrado campeón, fue el goleador histórico de los Gallos.

En la previa de la final, el jugador había compartido en Instagram la tierna imagen de un dibujo con la inscripción "No hay mejor motivación que la que llega desde casa. Los Amo". Los buenos augurios tuvieron su fruto. Felicitaciones, Tito.

 

No hay mejor motivación que la que llega desde casa! Los amo!

Una foto publicada por EmanuelVilla1982 (@emanuelvilla1982) el