Una persona que tiene malos antecedentes en el barrio Barracas fue acusado de atentar contra la vida de un animal. En ocasiones anteriores, los habitantes de la cuadra lo señalaron por haber envenenado a varios gatos

El pequeño felino que sufrió el último ataque debió ser intervenido por un médico veterinario, le realizaron placas y pudieron constatar que tenía dos balas alojadas a la altura de su columna. Según hizo saber su dueña mediante una red social, la operación para extraerle los restos de metal era bastante compleja.

Por otra parte, hay testimonios de vecinos quienes aseguran haber escuchado la detonación. Algunos segundos después, el animal apareció con la herida. Los disparos los habría ejecutado un individuo que en el pasado fue acusado de envenenar a otros gatos de la cuadra ubicada sobre calle 1º de mayo, entre La Rioja y San Luis.

Quien es la propietaria del felino prefirió no hacer declaraciones por encontrarse demasiado nerviosa y preocupada por el estado de salud. De todas maneras, no es la primera vez que existen acusaciones contra este hombre, aunque las denuncias nunca trascendieron o se hicieron públicas.