La jornada de jueves culminó con calor en el reciento del Concejo Deliberante a pesar de las bajas temperaturas que imperaron en el ambiente. Un grupo de manifestantes locales, que se convocaron frente al Palacio Municipal para hacer ver su malestar con la situación económica actual, terminaron por dialogar con los ediles. La discusión fue subiendo en su tonalidad.

El encuentro que reunión a un poco menos de cien personas en la Plaza de los Mástiles se inició de forma tibia. Con algunos que hacían sonar sus cacerolas, otros que acompañaban con aplausos y los cánticos de disconformidad hacia la presidente de Mauricio Macri. Cuando la masa aumentó en número, se sugirió la idea de trasladarse hasta el edificio municipal.

La protesta comenzó en la Plaza de los Mástiles.
La protesta comenzó en la Plaza de los Mástiles.

Una vez adentro, el ruido retumbó en las paredes y los concejales debieron interrumpir su sesión de la semana para atender a los manifestantes. El principal apuntado fue Viru Yualé, hombre que representa al partido oficialista a nivel nacional. Hubo quienes le pidieron una opinión respecto del modelo político actual y la mayoría discrepó con sus argumentos.

La situación se tornó tensa en un momento dado, incluso hubo intercambio de chicanas con otros dos militantes de Cambiemos que habitualmente acompañan a Yualé en su tarea en el Concejo. Cuando se perdió el sentido del diálogo armónico ambas partes optaron por seguir su camino. Los ciudadanos se retiraron del lugar y los legisladores se dispusieron a terminar su tarea.